jueves, 7 de julio de 2011

Yo soy TÚ



Yo soy tú cuando callas y cuando hablas. Cuando tu mano acaricia las espigas del trigo al paso de unos dedos que no pueden detenerse, sino acariciar. Yo soy tú en tu rebeldía de amores que lo son todo porque no atrapan nada. Son mariposas y a las mariposas no se les pisan las alas con besos o palabras. Se las mira volar!



Yo soy tú en la tormenta de tus ojos que todo lo ven, que todo lo cantan, que de ceguera han de morir si no es por esta luz que los abrasa de vida.



Yo soy tú cuando tiemblas en el barro, azotado por la vida, roto por la envidia, por la pobre naturaleza humana que todo lo aspira pero que nada abarca.



Yo soy tú al fin, en el destierro de tu alma polvorienta, de nómada sin cueva, siempre a lomos del aire, en las nubes perdido, loco te llaman.



Pero qué importa la lejanía si estás con ella, si su pecho tiembla por las noches rozando tu hombro de vagabundo en esos mundos de Dios. ¿No es esa la dicha? No es tener el cielo por techo y el camino por suelo? Si ella te acompaña. A tí las risas, y a los otros el duelo.



Pobre loco te dicen! Pobres necios les digo yo!



Descubrirse ante tí, echarte de menos, alma mía.



Eso era yo antes de ser esto que ahora me aprisiona. Tu capa, tu verso. Tu sonrisa. Tu poesía.



Y a tí vuelvo, cruzando los siglos. Somos el mismo cuerpo y distintas sombras.



Y nos anuda la palabra. Y nos funde la alegría de esta Vida efímera, ensoñada, Perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario