lunes, 11 de octubre de 2010

Me río de los buitres

lunes 11 de octubre de 2010

La Era del Realismo
Estamos jodidos, de acuerdo. Todos sabemos cómo hemos llegado a esta situación y las consecuencias que la crisis nos está haciendo pagar, a muchos de un modo virulento y cruel: corrupción, malbaratamiento de los recursos públicos, dejadez, falta de liderazgo, economía especulativa...Podemos pasar el día renegando, sentados en tertulias de café, maldiciendo y desgastando nuestra energía en discusiones bizantinas para, al final, marcharnos a casa y sentarnos delante del televisor a ver qué hace o dice la "princesa del pueblo"Pero tengo una pregunta: ¿Qué culpa, qué responsabilidad tenemos nosotros, cada uno individualmente en lo que nos está pasando? Nos hemos acostumbrado a vivir en una sociedad de derechos pero sin deberes, a culpar de todo a ese ente lejano que es la administración con la excusa barata de que "Yo voto y pago impuestos y por tanto, puedo exigir" Si la educación de nuestros hijos es deficiente culpamos a los profesores, si hay delincuencia y leyes permisivas a jueces y policias, si la sanidad no funciona a los médicos y si las calles no están asfaltadas a los concejales.Pero ¿dónde estábamos cada uno de nosotros cuando los políticos corruptos no dimitían ni por verguenza?¿Dónde cuando se gastaban miles de millones en dispendiosos gastos de representación, regalías y favoritismos? ¿Porqué hemos permitido que la Democracia sea sólo la pátina con la que visten su discurso los cínicos y los neoliberales?¿qué hicimos cuando nuestro hijo insultó a su profesor, o cuando un médico no pudo o no quiso atendernos como era debido?No HICIMOS NADA, porque creíamos que la cosa no iba con nosotros. Consumimos a mansalva, renegamos entre amigos, fuimos al psiquiatra y a mirar para otro lado ¿verdad?Pues ya está, ya tenemos la podedumbre oliendo en nuestra puerta. Ahora ya no podemos seguir fingiendo que no ocurre nada. Ha llegado la hora de coger nuestra vida por las riendas y no esperar que un Estado que nunca fue nuestro "padre protector" se ocupe de nosotros.Ha llegado la hora del realismo, amig@as: aquellos valores que desechábamos por pesados serán los que nos saquen de aquí. Tendremos que volver a pensar muy mucho en qué gastamos y cómo lo hacemos, si merece la pena pagar una hipoteca o un plan de pensiones, a quién le damos nuestro voto y qué se hace con él, a llamar a las cosas por su nombre y dejar de ser cínicos o débiles, a preocuparnos cada día por la educación de nuestros hijos, apartarlos de la televisión y llevarlos a la biblioteca, a pensar y escuchar a los que son mayores, a refugiarnos en los amigos y la familia. Los valores de Occidente están muertos, sólo es cuestión de cuánto durará la agonía. Aprenderemos a ser felices con menos, pòrque no nos queda otra.Pero yo veo algo bueno en todo esto: cuanto menos tengamos menos podrán quitarnos banqueros y políticos, menos esclavos seremos de prestamistas. Obligaremos a nuestros gestores a que gestionen bien nuestro poco dinero, seremos más libres, y no hay nada peor que eso para los dueños del PODER.Así que, a apretar los dientes, a decir las cosas por su nombre, y asumir las responsabilidades que nos corresponden. Yo sí creo que un mundo mejor es posible, y depende de tí y de mí, de nadie más.No dejes que te usurpen el derecho de vivir tu vida.Buenas noches a todos y suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario