domingo, 24 de abril de 2011

A mi hermano Juan



A mi hermano, que nunca quiso desfilar en retaguardia para que no le robaran la decisión de decidir por él mismo el paso. Porque todavía seguimos siendo aquellos niños para los que el mundo sólo era un juego, donde el miedo era algo que veíamos reflejado en los ojos de los demás, nunca en los nuestros.

Porque nunca dijimos "no lo lograré", porque nunca vendimos nuestro sueño por algo que sonara a tranquilidad y conformismo.

Porque nunca pedimos nada pero aceptamos con una sonrisa aquello que se nos dio.

Porque elegimos ser nosostros, y otros nos eligieron para avompañarnos por eso mismo.

Porque algún día moriremos, sí, pero tenemos toda la vida para hacerlo, como dices tú.

Porque todavía me emociono viendo cómo llueve y no me averguenza pasear por las calles silbando sin paraguas. Porque veo sus caras, oigo sus murmullos " está loco" y puedo reirme.

Porque creen que me tienen pero no me poseen. Porque tú venciste sin dejar ningún jirón de alma en la batalla y ahora sonríes con digna placidez el fruto de tu conquista.

Porque tú y yo, bebimos de la misma fuente.

A mi hermano Juan.

1 comentario:

  1. Por que luchamos por lo queremos y seguiremos haciendolo con orgullo y por que si hay algo que nadie te puede arrebatar, son los sueños. Gracias por esta dedicatoria.

    ResponderEliminar